domingo, 3 de octubre de 2010

EL BURLADO

                                                                                  Mercedes Mellado


A LAS CINCO E LA MAÑANA
CUANDO EL SUEÑO ES MÁS PESADO
FUI A ENCONTRARME CON MI AMAA
CON EL BOLSO BIEN CARGAO.

A PASO LENTO Y CANCINO
CAMINÉ HASTA LA VENTANA
QUERIA ESTAR BIEN SEGURO
DE ENCONTRARME CON LA JUANA

ARRIESGÉ UN OJO PRIMERO,
Y VIENDO QUE NA PASABA
METÍ UNA PATA PA ENTRO
ESPERANDO QUE TRONARA.

PERO L UNICO QUE OÍ
FUE UN, CHIIT, SILENCIO MIJITO,
UNA MANO ME AGARRÓ
Y ME TIRÓ CONTRA EL PISO.

AHÍ ME ESTRUJÓ EN SUS BRAZOS,
CON BESOS Y CON MORDISCOS...
YO MAS CONTENTO QUE UN CHANCHO
COMIENDO DURAZNOS PRISCOS.

AQUELLA NOCHE PASÓ
TOO LO QUE HABÍA SOÑAO.
Y LA JUANA ME QUERÍA
LO TENÍA COMPROBAO.

DE PRONTO SE HACE LA LUZ
EN MI CELEURO CANSAO...
NO ES ÉSTA LA QUE YO QUIERO
PARÉ QUE ME HAN ENGAÑAO.

ESTA ES MAS ANCHA QUE LO TRA
RESUELLA COMO UNA CHANCHA
Y TIENE UN OLOR PICANTE...
PARÉ QUE METÍ LA PATA.

EN ESO UN RAYO DE LUNA
ALUMBRÓ SU CARA INCIERTA
Y VEO A LA VIEJA PANCHA
RELAMIÉNDOSE LA JETA.

DE UN SALTO ME PUSE EN PIE
SUBIÉNDOME EL CALZONCILLO
MIENTRAS LA VIEJA REÍA
MOSTRÁNDOME LOS COLMILLOS.


COMO ALMA QUE LLEVA EL DIABLO
ARRANQUÉ POR LA VENTANA
Y LA VIEJA ME GRITABA
- MIJITO, GUELVA MAÑANA.



                                                 ..............................

1 comentario:

  1. bello, coloquial con imágenes campestres nitidas... hermoso verso

    ResponderEliminar